¿Impacta el uso del teléfono móvil en el rendimiento académico de los alumnos?

Jon Wayth
Director de Secundaria y Bachillerato

 

 

 

El impacto de los teléfonos móviles en la capacidad cognitiva de los alumnos

 

No hay duda de que tanto jóvenes como adultos somos cada vez más adictos a los teléfonos móviles. Muchos de nosotros no somos capaces de recordar cuándo fue la última vez que pasamos un día entero sin mirar el teléfono. Un estudio realizado por Ofcom en el Reino Unido señaló esta dependencia: entre los participantes, un 22% de adultos y un 47% de adolescentes admitió usar el teléfono móvil en el baño. Un 81% admitió no apagar nunca el teléfono móvil, ni siquiera para dormir. A menudo, hablamos de las consecuencias sociales del uso de los teléfonos móviles, pero ¿qué impacto tiene su uso en el desarrollo y rendimiento académico general de nuestros hijos?

 

Teléfono móvil y adicción

Un estudio realizado en los EEUU en 2017 [i] demostró que la adicción a los teléfonos móviles puede tener un impacto en el cerebro de los jóvenes. El equipo científico utilizó imágenes del cerebro de algunos jóvenes obtenidas por resonancia magnética para mostrar el impacto de la adicción a la tecnología. Jugar a un juego con la tableta o móvil produce una liberación de neurotransmisores, como la dopamina, y su estudio demuestra que los jóvenes experimentan un “subidón digital” y que, después de jugar, la actividad cerebral casi cesa ya que el funcionamiento ejecutivo queda afectado. La dopamina también se libera al consultar aplicaciones, redes sociales o al recibir un “me gusta”. Increíblemente, los investigadores afirman que existen similitudes de forma con las imágenes obtenidas en las resonancias magnéticas de los drogadictos. Los cambios en el comportamiento cerebral también pueden tener un impacto en el ánimo y en la concentración.

Los estudios también han demostrado que el uso excesivo de los teléfonos móviles puede causar ansiedad y soledad. La dependencia de los teléfonos móviles puede provocar irritación, frustración e impaciencia. Usar el teléfono móvil con exceso de brillo antes de dormir retrasa la liberación de la melatonina, la hormona del sueño, afectando a nuestro sueño. También puede causar problemas de autoestima y ciber-acoso.

 

Teléfono móvil y estudio

A menudo, tenemos un teléfono móvil a nuestro alcance cuando estamos trabajando, lo cual supone una distracción. Imaginad lo molesto que puede ser para vuestros hijos estar conectados a las redes sociales, y tener juegos, videos y música a su disposición cuando están haciendo los deberes. Tan solo se necesita recibir una notificación para perder la concentración. Un estudio [ii] incluso demostró que la mera presencia del móvil, aunque no se use, supone una distracción.

El Dr Adrian Ward, un psicólogo cognitivo y profesor asociado de marketing de la Universidad de Texas, realizó un estudio conjunto [iii] que demostró el impacto del teléfono móvil en los estudios según esté sobre el escritorio, en la mochila, o en otra habitación. De nuevo se demostró que la mera presencia de un smartphone en la zona de estudio puede disminuir la capacidad de aprendizaje, razonamiento lógico, pensamiento abstracto, resolución de problemas y las habilidades creativas.

Ward y sus colaboradores realizaron una prueba con 520 alumnos para comprobar su capacidad de concentración en una sola tarea y resolver problemas inusuales. Los participantes en el estudio se dividieron en 3 grupos: un grupo tenía el teléfono móvil a su alcance, otro grupo lo guardó en el bolsillo o mochila, y el tercero lo dejó en otra habitación.

Casi todos los alumnos dijeron que el teléfono no les causaba distracción, pero los resultados no lo corroboraron. Los resultados de los alumnos que tenían los teléfonos en el escritorio fueron los más bajos, seguidos de los que dejaron los teléfonos en el bolsillo o mochila. Los alumnos que obtuvieron los mejores resultados fueron los que dejaron sus teléfonos en otra habitación. Incluso en silencio o boca abajo, la presencia del móvil tuvo un impacto negativo en el rendimiento de los alumnos.

Se ha demostrado que la presencia de los teléfonos móviles en el colegio tiene un efecto adverso en el rendimiento de los alumnos (en ELIS Murcia, los alumnos que no están en Bachillerato solo tienen permitido el uso del móvil en el trayecto hacia o desde el colegio y no durante la jornada escolar). De hecho, recomendamos que no lo traigan en absoluto al colegio. Un amplio estudio dirigido por la Escuela de Economía de Londres [iv], realizado durante varios años, reveló que prohibir los teléfonos móviles en el colegio mejoraba las notas de los alumnos, especialmente las de aquellos con un bajo rendimiento.

 

Conclusión

El estudio es claro: los teléfonos móviles afectan a la concentración y a los resultados de los alumnos, al igual que a su estado de ánimo y bienestar general (ver los resultados de más estudios realizados globalmente). Cuando los alumnos están estudiando o repasando, deben dejar los teléfonos móviles en otra habitación. También se deben dar pautas claras sobre tiempo libre con el teléfono y no olvidar que somos su modelo a seguir. Tenemos que tener cuidado con el uso de la tecnología delante de nuestros hijos. No insistamos en imponer unas reglas para ellos e ignorar el resultado del estudio en lo que respecta a nosotros mismos. Hemos visto que los teléfonos móviles afectan a los resultados y el rendimiento académico, no obstante, debemos reconocer que cuando se usan con moderación, pueden ser una increíble herramienta de investigación y repaso, si se usan ciertas aplicaciones especializadas, y también para estar en contacto con los amigos y familia. Hay que encontrar un equilibrio saludable, lo que no es tarea fácil.

 

Consejos para padres y alumnos:

 

  1. Aseguraos de que vuestros hijos dedican un tiempo a descansar del móvil. Poneos de acuerdo con ellos. Dad ejemplo y aseguraos de hacer lo mismo.
  2. Evitad que vuestros hijos tengan el móvil a su alcance mientras hacen los deberes o repasan. Tener el teléfono cerca pueda causar tentación o ser una distracción. Acordad un lugar para dejar el teléfono durante el estudio y dad permiso a vuestros hijos para usarlo a veces durante el periodo de exámenes. Vuestros hijos también necesitan tiempo de descanso. El estudio continuo no es productivo.
  3. No dejéis que vuestros hijos usen el móvil antes de dormir. Deben tener un tiempo de relajación que les ayude a desconectar. Utilizar el móvil durante una hora aproximadamente antes de dormir puede afectar al sueño y les impedirá descansar bien.
  4. No dejar nunca el teléfono en la habitación mientras se duerme. Esto también se aplica a los adultos. Vuestros hijos deben usar un despertador y no depender del móvil.
  5. No comprobar las notificaciones tan a menudo. Animad a vuestros hijos a apagar las notificaciones, ya que son una distracción. Comprobad las notificaciones en los ajustes. Una continua descarga de notificaciones solo conduce a un uso aún mayor del móvil.

 

[i] https://www.wxyz.com/news/national/stunning-results-after-researchers-look-at-effects-of-cell-phones-on-kids-national?_amp=true A further similar study: Are Smartphones as Addictive as Drugs? • Trojan Family Magazine (usc.edu)

[ii] Thornton, B., Faires, A., Robbins, M., & Rollins, E. (2014). The mere presence of a cell phone may be distracting: Implications for attention and task performance. Social Psychology, 45(6), 479–488

[iii] Brain Drain: The Mere Presence of One’s Own Smartphone Reduces Available Cognitive Capacity | Journal of the Association for Consumer Research: Vol 2, No 2 (uchicago.edu)

[iv] https://cep.lse.ac.uk/pubs/download/dp1350.pdf

 

 

Más recursos y estudios:

Visítanos

Venga a una jornada de puertas abiertas o haga una visita privada

Haz Nuestro Tour Virtual

Conoce nuestro colegio desde tu casa