Uso de mejoras marginales para ser los mejores en mejorar en el desarrollo del aprendizaje de nuestros estudiantes

Jon Wayth
Director de Secundaria y Bachillerato

 

 

«Todo profesor necesita mejorar, no porque no sea lo suficientemente bueno, sino porque puede ser aún mejor.»

Profesor Dylan William

La enseñanza es una profesión increíblemente compleja e intrincada. Se ha definido como una ciencia y como un arte y es muy posible que se encuentre en un punto entre estos dos campos. Los expertos en educación que se remontan a Sócrates han buscado mejorar la eficacia de la pedagogía y existe toda una industria y un campo de investigación dedicado a mejorar lo que hacen los docentes en el aula. A pesar de la gran cantidad de investigaciones y conocimientos adquiridos, cambiar los comportamientos de los docentes y mejorar los resultados del aprendizaje en el aula a través del desarrollo profesional es todo un desafío.

Al igual que con cualquier profesión, el desempeño docente se basa en hábitos adquiridos con el tiempo y estos hábitos pronto se arraigan. Kraft y Papay demostraron que el desempeño, la efectividad y el entusiasmo de los profesores pueden comenzar a estabilizarse después de cinco años de experiencia a medida que las técnicas y las ideas se vuelven habituales y más difíciles de romper. El profesor Jeffrey Pfeffer, en su investigación en el ámbito empresarial, también demostró que, como profesionales, a menudo no implementamos lo que sabemos. Los docentes solemos ser conscientes de cómo son las mejores prácticas y de lo que la investigación dice que deberíamos estar haciendo, pero como en cualquier profesión en la que se trabaja rápido y con poco tiempo, se necesita orientación y claridad para realizar estos cambios. Muy a menudo, el desarrollo profesional puede fallar debido a la falta de priorización, la falta de tiempo dedicado y la falta de un mecanismo para garantizar que cualquier enfoque de desarrollo se integre en la práctica.

Mejoras marginales

Para mejorar la práctica en el aula en Cognita Schools en España, Italia y Suiza, estamos aprendiendo del mundo del deporte. Sir Dave Brailsford, que fue director de rendimiento de British Cycling y director general del enormemente exitoso Team Sky, introdujo la filosofía de ganancias marginales en el deporte del ciclismo. Esta teoría afirma que las mejoras pequeñas pero significativas pueden conducir a resultados monumentales. En otras palabras, una agregación de ajustes del 1% puede conducir a un cambio mucho mayor en general. El equipo de ciclismo analizó los logros marginales que podrían lograr en todas las áreas de preparación, desde el diseño de bicicletas hasta la higiene y el bienestar de los atletas. Esta filosofía es totalmente aplicable a la educación; pequeños ajustes a la pedagogía pueden tener un gran impacto en el desempeño de los docentes y, en última instancia, en los resultados de los estudiantes. Si uno divide cualquier hábito o técnica de enseñanza en sus componentes más pequeños, un profesor puede comenzar a hacer pequeños ajustes incrementales en su práctica.

 

«Los cambios que parecen pequeños y sin importancia al principio se convertirán en resultados notables»

James Clear, autor de Atomic Habits.

Learning Pods de Cognita Europa

En enero de este año, lanzamos los Learning Pods de Cognita Europa en ocho colegios de España, Italia y Suiza con el claro objetivo de mejorar la práctica en el aula a través de la práctica reflexiva y continua. El coaching es una parte integral del programa y trabajamos con el Dr. Sam Sims, un investigador de educación cuantitativa y profesor de análisis y evaluación de políticas de la University College London para impartir este aspecto de la formación. El Dr. Sims afirma que el coaching instructivo es actualmente la forma de desarrollo profesional mejor evidenciada. El entrenamiento instructivo implica que los profesores trabajen en parejas de entrenamiento para apoyar la mejora incremental continua. Los profesores siguen un enfoque muy claro para investigar un área de enfoque de desarrollo (una ganancia marginal o un ajuste incremental) y luego acuerdan y modelan un paso de acción. Modelar y ensayar los pasos de acción son parte integral del proceso. Para que la práctica esté realmente integrada, los profesores se observan entre sí y comienzan el proceso nuevamente para ajustar cualquier cambio. El programa, que se imparte en línea y luego se le da seguimiento en los colegios a través del entrenamiento instructivo, está diseñado en torno a la investigación reciente realizada por Education Endowment Foundation sobre el desarrollo profesional efectivo y hace uso del contenido de la excelente serie de libros Walkthrus de Tom Sherrington y Oliver Caviglioli. Estos libros desglosan técnicas e ideas clave de enseñanza en cinco pasos que permiten a los participantes realizar cambios esenciales e incrementales en su práctica diaria. Todos estos pasos se basan en la investigación educativa.

 

Sin lugar a dudas, es la calidad de la enseñanza lo que marca la mayor diferencia en el aprendizaje y el éxito de nuestros alumnos. Si podemos animar a todos los profesionales a reflexionar continuamente sobre su práctica, a hacer ajustes en sus técnicas y hábitos de enseñanza y a proporcionarles las herramientas para incorporar nuevos hábitos con el tiempo, los resultados de los estudiantes mejorarán aún más. Después de todo, Sir Bradley Wiggins, Chris Froome y Sir Chris Hoy ya eran excelentes ciclistas, pero Sir Dave Brailsford sabía que con la suma de pequeños ajustes podrían ser incluso mejores. Demostró que no importa lo bueno que ya seas; aún puedes ser mejor.

Visítanos

Venga a una jornada de puertas abiertas o haga una visita privada

Haz Nuestro Tour Virtual

Conoce nuestro colegio desde tu casa